El Piccolo Lebrel Italiano

El Galgo Italiano es amigable, sumiso, agradable, obediente y cariñoso. Le encanta saltar, correr, trepar y brincar. Es un perro muy sensible y hay que vigilar en no levantarle la voz ni someterlo a situaciones un poco estresantes. Es por eso que no es el mejor candidato para jugar con los más pequeños de la casa. Es un perro limpio, discreto, silencioso y muy tranquilo.

Es importante sociabilizar a una temprana edad al Galgo Italiano para evitar la extrema timidez.  Es un perro un poco friolero, se recomienda protegerlo de las bajas temperaturas y de la lluvia. Este Lebrel es de fácil aseo, un baño y un corte de uñas al mes es suficiente para mantenerlo limpio. Es propenso a la formación de sarro, por lo que será necesario cepillar sus dientes por lo menos una o dos veces a la semana utilizando pasta de dientes especial para perros.

Origen del Piccolo Lebrel Italiano

Se dice que los ancestros del Lebrel Italiano ya se conocían hace más de cinco mil años, eran esos perros que correteaban por la corte de los faraones del Antiguo Egipto. Durante muchos siglos, en Europa, este pequeño Galgo fue un perro muy apreciado. Su cuerpo se acabó de empequeñecer a finales del siglo XIX, cuando el Whippet, un lebrel de tamaño reducido, se puso más de moda. Para no confundir las dos razas, los cinólogos decidieron disminuir el tamaño del Italiano hasta el que conocemos hoy día.

Variedades y Colores

El pelo del Lebrel Italiano es corto, sedoso y fino en todo el cuerpo, sin el menor rastro de flecos.

Los colores permitidos segun la FCI son:

  • Negro

  • Azul (gris) 

  • Isabelino (amarillento / beige pálido) en todos los tonos posibles.

 

El blanco se tolera sólo en el pecho y los pies.

Sin embargo en el estandar del AKC (American Kennel Club), si se contemplan diferentes tipos de capas:

Cuidados

 Muchos piensan que el pelo corto apenas requiere atenciones. Están equivocados. Si no lo mantiene limpio y si no le aporta los hidratantes que necesita, verá que el pelo de su Whippet se volverá mate y la piel comenzará a presentar problemas.

Báñele cada veinte días, pero si durante ese tiempo se ensucia, no dude en bañarlo de nuevo. Báñele con un buen champú de hidratación intensa cuyo pH sea similar al pH de la piel del perro (pH 7).

En un mantenimiento diario, utilice un cepillo específico para el pelo corto.  Los cepillos de púas y las cardas, por muy buenos que sean, no ayudan a retirar el pelo viejo y si insiste, pueden arañar la piel. Es aconsejable cepillar a nuestro whippet una vez por semana.

Ejercicio y obediencia del Lebrel Italiano

Los Lebreles Italianos son una raza activa y necesitan ejercicio regular. En su mayor parte, el tiempo de juego será suficiente para esto, especialmente si hay más de un perro. Se recomiendan los paseos con supervisor y cuidado. Los parques para perros pueden ser un peligro a menos que estén bien supervisados ​​y tengan áreas separadas para perros pequeños. Incluso los Lebreles Italianos bien adiestrados no deben dejarse sueltos al aire libre en áreas no cercadas, ya que es una raza es propensa a tener muchos miedos y un simple movimiento desconocido es un gran incentivo echar a correr, lo cual sería un en peligro tanto para el dueño como para el perro.